Reseña Rolera: Tome of Horrors

Cuando pensamos en una partida de mazmorreo, siempre tenemos en cuenta el bestiario. Sino hay buenos enfrentamientos con criaturas desafiantes, la mazmorra en cuestión va a quedar cuanto menos desnuda por muchas trampas y textos evocadores tenga. Frog God Games saben de esto bastante al ser creadores del maravilloso retroclón Clásicos del mazmorreo, donde las criaturas que pueblan sus mazmorras no se repiten y tienen habilidades que sorprenden al jugador.

Además de crear material para su juego, han escrito suplementos para la 5ª edición de Dungeons and Dragons. Entre ellos el bestiario que voy a reseñar, pero ¿Mantendrá la calidad de sus anteriores libros?

Captura

Hablemos del continente, en este caso nos encontramos con un libro  en A4 en tapa dura de 340 páginas a todo color, con una maquetación sencilla que se amolda a las ilustraciones que adornan cada uno de los monstruos que están representados en el libro. La letra es de tamaño medio-pequeño por lo que no será un problema en la lectura. En cuanto a su nivel de inglés no resulta excesivamente alto, a excepción de algunas palabras más “fantásticas” que puede que tengamos que buscar en el diccionario, pero que no interrumpirá en exceso la lectura.

En cuanto a las ilustraciones, una vez más nos encontramos con una colección de autores para ilustrar cada uno de los monstruos que podemos utilizar durante las partidas. Por lo tanto el arte dista mucho de ser heterogéneo y habrá ilustraciones que brillen especialmente, mientras que otras pues pasarán sin pena ni gloria. Además la maquetación hace que resalten en exceso, provocando que se sientan como imágenes recortadas y pegadas al estilo collage.

4

¿Como iba a faltar el dios rana que da nombre a la editorial en este bestiario?

Pero tratemos el contenido que es lo que nos interesa. En este caso no hay nuevas reglas, ni ambientaciones donde podamos incluir a estas criaturas, sino que son una sucesión clasificadas por la primera letra de su nombre. Eso sí, se nota la imaginación y calidad de los chicos de Frog God Games. Su particular estilo referente al OSR, buscando un acercamiento a los inicios de nuestro ocio con criaturas que buscan ser un desafío frente a un acoplamiento a la trama.

Aunque nos encontraremos criaturas de todo tipo, no faltarán nuevos elementos dentro de clasificaciones ya definidas. Por ejemplo, tendremos nuevos tipos de ángeles para que las fuerzas del bien y la rectitud estén más protegidas o demonios/diablos para que las mesnadas infernales sigan con su guerra sin fin en los planos, pasando por nuevas clases de dragones, elementales, gigantes  (Nota del master: especial mención a los zombís, trayendo criaturas no humanoides a este estado de no-muerte) etc… Además de incluir algunos tipos claramente humorísticos y ridículos en alusión a esos primeros bestiarios donde a falta de ideas, metían lo primero que se les ocurría con alguna “trampa” para los jugadores. (Nota del master: Tengo que meter en partida a un hamster gigante caótico maligno, si o sí. Cualquiera que haya criado a uno de esos bichos (en miniatura) sabe cuanta maldad innata tienen).

3

Un homenaje a cierto nivel del Diablo 2

Cada una de estas criaturas  ocupa entre una a dos caras (excepto las de ciertos tipos que ocuparán menos sitio), por lo que tendremos muchas criaturas a nuestra disposición. En su descripción tienen ciertos apartados:

  1. Una descripción física de la criatura.
  2.  Una descripción de cual es su nicho, temperamento y comportamiento con los personajes.
  3.  Las características en sí: nombre, tipo de monstruo, alineación, clase de armadura, puntos de golpe, velocidad, puntos de atributo, habilidades, inmunidades y resistencias, sentidos, lenguaje, la experiencia y el nivel de enfrentamiento junto a  sus habilidades especiales o mágicas.
  4. Los tipos de ataques que realizará durante el combate.

Con esto acaba el libro ¿Que me ha parecido?

Aunque la reseña no es muy larga, no significa que el libro no lo sea. Tiene muchas criaturas interesantes (o al menos divertidas). Pero tal y como pasaba en los bestiarios sin ambientación, no encuentras una lista de criaturas vivas que puedan dar algo de vida a tu mundo, sino a una serie de adversarios con los que enfrentar tu acero y magia, recoger los px que proporcionen y su tesoro para ir a otra cosa. Obviamente es un estilo de juego legítimo y muy querido, aunque me hubiese gustado que conociendo la calidad de esta editorial diesen un paso más para hacer algo tan inolvidable como el bestiario de los Reinos de Hierro.

A pesar de algunos fallos de maquetación y unas ilustraciones que a veces no llegan a encajar del todo, creo que nos encontramos con un buen bestiario para lo que está enfocado (encontrarte diferentes adversarios con habilidades interesantes a los que enfrentarte). Pero con el precio excesivo que tiene, yo echaría un vistazo a otros bestiarios más enfocados para llenar mis partidas de mazmorreo o simplemente me buscaría un buen creador de monstruos.

Espero que os haya resultado interesante la reseña y que vuestros paseos en la mazmorra sean fructíferos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s