Reseña rolera: Técnicas de improvisación para juegos de rol

Una de las discusiones que más se repiten en la rolesfera es la sempiterna lucha sobre lo bien o mal que es seguir los consejos de la teoría rolera. Que francamente tiene una gran parte de ego sosteniendola por ambas partes. Unos se creen más capacitados porque han seguido los consejos de otros, otros se creen más capacitados ya que no necesitan consejos y por lo tanto son mejores que quien si los necesita. Luego tenemos el argumento de deja jugar a la gente como quiera, porque al parecer la policía del rol va llamando a las casas de los roleros que no juegan como alguien dice… En fin son este tipo de discusiones insustanciales que da la vida a ciertas personas.

Y para dejarlo claro, mi opinión al respecto, yo he jugado, como muchisimos antes de mí, sin ningún tipo de teoría aparte de la que ya viene en los manuales (sí, queridos, en los manuales te están ofreciendo la teoría, por lo que si quieres abominar de toda ella deberías quemarlos). Pero ahora hay mucha información, consejos e incluso libros que te ofrecen maneras de ver el ocio y como jugar según ciertos estilos, y eso está bien, porque al final es como jugar con la mesa de otro compañero rolero y ver como se maneja y como ve el ocio. No hay manera correcta de jugar al rol (aunque si que hay incorrectas, todas las que tienen que ver con cerrar puertas a novatos, mujeres, etc…)

Y como ya me leí por pdf Jugando Sucio y abomine de la parte que no conocía (otros de sus consejos ya vienen en juegos de la nueva ola, que seguramente se han basado en ellos). Tenía ganas de tener un libro que me ofreciese teoría rolera sin juego adosado. Pues mira, que apareció en mi punto de mira el libro que voy a reseñar. Yo siempre he sido de improvisar, pero a veces eso cuesta, por lo que si proporciona herramientas para ello mucho mejor… Y tengo que señalar que me lleve una sorpresa al leerlo y reconozco que no es para mí. ¿Es malo el libro? NO, ni mucho menos al contrario, vienen de forma didáctica y divertida muchas técnicas de improvisación. ¿Y entonces por qué dices eso? Pues empecemos con la reseña y ya veréis porqué…

Hablemos del continente, en este caso nos encontramos con un libro en tapa dura tamaño algo mayor al A5, de 127 páginas con una caratula a color y un interior en blanco y negro con una maquetación simple que junto a una letra de tamaño medio es muy agradable la lectura. No he encontrado erratas en una lectura rápida.

En cuanto a las ilustraciones, tenemos una preciosidad de portada muy evocadora y unas ilustraciones en el interior estilo cartoon muy divertidas que van desgranando algunos de los ejercicios escritos en el interior del libro. Como hay bastantes ejercicios es normal recortar algo en ilustraciones, pero al ser tan ilustrativos sobre como funciona el ejercicio ayudan mucho a recrearlo.

Pero hablemos del contenido. Nos encontramos con un libro que habla sobre la improvisación en el rol… aunque más bien centrado en el rol en vivo, aunque algunas enseñanzas (que ya vienen en juegos de rol, los cuales ya me he leído) pueden ser extrapoladas en mesa. Y para los amantes del teatro improvisado es un buen añadido a su biblioteca.

El libro comienza hablando sobre como se creo este libro, que en realidad es un conjunto de talleres en jornadas respecto a la improvisación que han unido en un solo libro. Es más, se puede utilizar en nuestros propios talleres en jornadas propias y apuesto que tendrían bastante éxito. Después se resume las diferentes secciones del libro y nos indican como usarlo (eligiendo solos los ejercicios que nos llamen la atención o que permitan rectificar ciertas partes flojas de nuestra improvisación).

Un par de de simpáticos que nos acompañan durante la lectura del libro

Cada capítulo tiene la misma estructura, primero se nos indica para que va a servir la ronda de ejercicios, se nos indica donde entran dentro del ámbito rolero y algunos consejos al respecto.

En cuanto a la estructura de cada ejercicio:

  1. Se indica la función del ejercicio y para que sirve en tus actividades roleras.
  2. Se nos indican los pasos a seguir para realizar el ejercicio.
  3. Se nos proporcionan consejos respecto al ejercicio.
  4. Se nos indican variaciones del ejercicio.

A partir de aquí resumo un poquito lo que nos encontramos en cada capítulo:

El primer capítulo se centra en una especie de calentamiento, para quitarnos la vergüenza, por lo que habrá bastantes risas de por medio, ya que se centra en hacer sonidos absurdos, movimientos corporales amplios, asociar palabras etc… Ejercicios como escenificar una muerte por una espada invisible, unir tres cosas a un personaje, tratar de enlazar dos palabras a una tercera (por ejemplo, casa y pájaro, darían nido por ejemplo).

El segundo capítulo nos ofrece la mecánica básica del Sí, y además que podemos ver en juegos como Inspectres. En general estos ejercicios se basan en añadir detalles a una idea propuesta por un jugador. Añadiendo en ellos algunas mecánicas para impulsar la creatividad de los jugadores.

El tercer capítulo se dedica a la construcción de personajes a partir de los detalles. Juegos como el Rastro de Cthulhu utilizan esto para poner un bastón a la interpretación de personajes (como que mire hacia los lados nervioso, que se frote las manos, que tenga un tic etc…) Es un capítulo interesante ya que puede llevarse a la mesa, para que con tus movimientos darle algo de carisma al personaje.

El cuarto capítulo quizás es el más peliagudo, a veces se creen la gente que están enviando señales románticas o de otro tipo de interes, cuando en realidad simple y llanamente estás roleando. Pero es un tema interesante que se trata en juegos como Monsterhearts o Thirsty sword lesbian (lo siento, el nombre en español me repele). Pero que puede ser interesante para otros juegos, no solo estamos hablando de intereses romanticos, sino relaciones de amistad, enemistad etc… Muchos de sus ejercicios son pequeñas obras de teatro donde podemos aprender de los personajes que utilizamos interpretando pequeñas partes de su día a día.

¡Noooooooo!

El quinto capítulo nos habla sobre el estatus. Porque esto es así, según el grado que estés en la sociedad eres más propenso a ciertas situaciones y comportamientos. En este capítulo nos ofrece salir de nuestros papeles usuales, para poder narrar de otra forma. Estos ejercicios se basan en la interacción entre clases diferentes y como comportarse en estos casos.

El sexto capítulo es el más centrado en el rol en vivo o teatro, la utilización de objetos en el aire, si bien puede usarse de vez en cuando en rol en mesa. Y sus ejercicios permiten imaginar objetos que llevas encima, como darles “consistencia” y actuar con normalidad con ellos.

El séptimo capítulo trata sobre el ritmo, osea, llevar una consistencia y que no haya esos incómodos silencios dentro de la partida por no poder improvisar en el momento. Aunque también es cierto que nos encontramos con un ejercicio físico de seguir el ritmo en el que seguramente sería un patoso. En realidad es un capítulo interesante ya que se complementa con el “sí y además” haciendo que una narración gane color y amplitud.

Uno de los ejercicios más “raros” interpretar a unos muebles de una habitación

El octavo y último capítulo del libro nos ofrece ejercicios que sintetizan todo lo anterior, con algunos consejos útiles en partidas como hacer brillar al compañero y apoyar sus elecciones respecto a su personaje. Por lo que en está parte se centra más en interpretar pequeñas escenas según ciertas recomendaciones.

Después tenemos el glosario de términos, que resulta bastante útil, las técnicas de seguridad respeto al contacto físico en nuestras interpretaciones o calibrar el contenido (nota: centradas una vez más en el rol en vivo o teatro improvisado). Después se nos ofrece una lista de lugares y tipo de relaciones que utilizar en nuestras actividades del libro. Un pequeño grupo de lecturas recomendadas especialmente en la improvisación teatral con algunos consejos para el rol de mesa, algunos juegos recomendados, varios de ellos en español muchos de ellos de mesa (algunos muy interesantes) y juegos de rol en vivo (que a ver si me centro un poquito en el rol en vivo en jornadas, aunque sea por probar nuevas cosas) y por último una serie de ayudas descargables para usarlas en los ejercicios.

Al final el objetivo es poder interpretar sin reparos

Con esto ha terminado el libro ¿Que me ha parecido?

Pues es un buen comienzo para la improvisación y reforzar nuestros propios recursos al respecto… pero muy centrado en el rol en vivo o en el teatro improvisado. Lo cual no está mal, pero creo que puede dar un poco a error que no se mencione al respecto que está centrado en ello.

Los ejercicios son divertidos, de dificultad creciente, con buenas dinámicas de grupo y que seguramente causarían sensación en jornadas como parte de algún taller de improvisación. Hay varios de ellos que se pueden usar en mesa y en general es bastante reutilizable (no vas a hacer todos en una sesión o dos y si tienes varios grupos su uso se alarga, además de repetir los más divertidos, claro).

En cuanto a calidad precio, ciertamente me habría gustado más un libro de batalla, aunque es muy bonito y pinta de ser muy resistente al tiempo, por lo que si bien es algo subido el precio, no dudo de su utilidad. Por mi parte… me temo que no es mi libro, no soy de rol en vivo, he jugado tantas partidas como los dedos de una mano y aunque me interesaría jugar más, entre una partida en mesa o en vivo, ya tiene que gustarme mucho el tema del vivo. Tampoco me veo haciendo un taller sobre un tema que apenas toco. En fin debería haber buscado más información antes de tirarme de cabeza. Fallo mío.

Espero que os haya resultado interesante y que vuestras partidas improvisadas sean de lujo.

5 comentarios

  1. Buenas. Pues yo no creo que sea incorrecto cerrar puertas. A mí me gusta dirigir a todo el mundo, pero tengo un amigo que sólo dirige a sus amigos más cercanos y que no tiene ningún interés en aceptar gente nueva, y está en su derecho. No hay maneras incorrectas de jugar al rol, sólo que a veces en vez de jugar, la gente se dedica a hacer otras cosas en la mesa de juego (como por ejemplo, chatear por el móvil o ponerse a discutir por ofensas reales o imaginarias), ese es el verdadero problema.

    Me gusta

    1. Pues francamente no es así, queremos que llegue más gente para que les mole el ocio, nuevos juegos, nuevas perspectivas. La idea de mi grupo y yo contra el mundo no hace bien a nadie, sino que te quedas sin conocer a muy buena gente. Y claro que hay formas incorrectas de jugar al rol, si pasa por despreciar a la mesa o a un jugador o al novato que ha llegado con toda la ilusión del mundo.

      Me gusta

      1. Pues no lo entiendo. Si un grupo sólo quiere jugar con sus amigos no veo porque habría que obligarles a aceptar gente nueva. Me parece un poco ridículo decirle a gente mayorcita con quién deben juntarse cuando juegan al rol, van a tomar una copa o se van de viaje. Cada uno es libre de disfrutar de su ocio con quién quiera, faltaría más.

        Le gusta a 1 persona

  2. Pues sencillamente se le da a la puerta a buena gente por exclusivismo o temor al novato. Lo que me parece un poco ridículo es que gente mayorcita siga teniendo comportamientos de “tú no eres de mi grupo o eres el nuevo y por lo tanto tengo que dejarte fuera”. Todos tenemos nuestro grupo, pero si alguien o unos cuantos quieren probar un juego no seré yo quien les diga que no. Justamente he convertido en rolero a decenas de personas por esta aptitud. Aunque la verdad, no sé a que viene este tema teniendo en cuenta que estoy hablando de un manual para improvisar en el rol.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s