Reseña del libro: Pesadilla a 20000 pies y otros relatos insólitos y terroríficos/ El demonio del movimiento y otros relatos de la zona oscura

Otra vez voy a hablar de dos obras en una y una vez más de libros que me compré en la feria del libro. En este caso, nos encontramos con dos obras traducidas por la editorial Valdemar, en el primer caso, ya había otras ediciones del libro, ya que el autor es conocido y su obra se ha llevado más de una vez al cine. Richard Matheson, fue una figura influyente en la novela y relato de terror. Si bien ha tenido algunos altibajos en su obra (como todos).

En tanto el otro libro es una colección de cuentos de un autor bastante desconocido (al menos en España, ya que hay grandes autores de otras nacionalidades que si lo conocen), Stefan Grabinski, cuyo estilo es bastante interesante. Por lo que sin más dilación empiezo a reseñar…

Pesadilla-a-20.000-pies

Hablemos del continente, en este caso nos encontramos con un libro del típico tamaño de una edición bolsillo de 402 páginas con una letra de tamaño medio que facilita la lectura so pena de pesar algo más, la corrección y traducción son muy buenas, pero es algo completamente asumible teniendo en cuenta la editorial. La ilustración de portada es un homenaje al cuento que forma parte del nombre del título, sin duda el más conocido de esta colección de relatos.

Pero hablemos del contenido que es lo que nos interesa. En este caso comienza con unas palabras de Stephen King de cuyo estilo bebe en abundancia, especialmente en sus primeros relatos cortos. Es de agradecer que escritores que han seguido los pasos de un autor homenajeen su obra, en vez de callar sus fuentes de inspiración.

Los relatos que están incluidos en esta colección no tienen una temática similar, excepto que son de terror y tensión. Por lo que voy a hacer un pequeño resumen de cada uno de ellos.

Pesadilla a 20000 pies no necesita presentación, es bastante conocida gracias al capítulo dedicado en Twilight Zone y en España, por el homenaje que se le dio en una grandísima parodia en los Simpsons (Cuando todavía no se había muerto su estilo).

Vestido de seda blanca, nos remite a la figura del niño como fuente de terror, aunque en este caso, éste nos habla en primera persona.

Hijo de Sangre trata de un niño desarraigado que quiere buscar su lugar en el mundo, aunque este sea siniestro.

A través de los canales es un pequeño relato de terror, donde se aplica que las mejores esencias vienen en frascos pequeños. Donde unos guardias hablan con un chaval sobre lo que paso la noche anterior en su casa.

Guerra de brujas, no es un relato de terror al uso, sino más bien un relato cruel de lo que puede hacer un jovencísimo grupo de brujas cuando están inspiradas en plena guerra cruel.

Una casa enloquecida, es otra iteración sobre que las emociones de los dueños afectan a los objetos, en este caso con crueles resultados.

El número de la desaparición, trata el tema de la no-existencia de alguien y el horror de descubrir que todo lo que creías seguro está asentado en una base de barro.

Legión de conspiradores, recuerda a uno de los relatos de Ray Bradbury, y es que en la sociedad que nos movemos (incluso entonces) el silencio y la soledad es un bien que no podemos permitirnos.

Llamada a larga distancia, apunta al terror de las llamadas desconocidas a altas horas de la noche con un giro siniestro.

La casa Slaugther, es un homenaje al relato clásico de casa encantada con toda su parafernalia.

Paja húmeda, trata el tema de la nostalgia como fuente de terror al igual que hace el cuento de Viejos territorios.

El baile de los muertos, es un relato futurista siniestro donde los muertos sirven de diversión y horror.

Los hijos de Noah, es un relato entre cruel y humorístico donde un vendedor en vacaciones encontrará los placeres de la buena mesa sureña.

El hombre de las fiestas, trata la vida de un hombre muy particular con un don especialmente cruel que utiliza en su trabajo.

El distribuidor, es sin duda el relato que se convirtió en el germen de la novela “cosas necesarias” de Stephen King, y en cierto modo es interesante lo que se puede hacer para que un barrio bonito se convierta en un infierno sin nada sobrenatural de por medio.

Grillos, tiene ciertos parecido a la obra de Junji Ito, donde un elemento nada perturbador encuentra un cariz oscuro.

Primer aniversario, trata sobre la relación de un hombre con su esposa, que tiene cierto cariz peculiar…

El semblante de Julie, habla sobre la relación cazador-presa en una violación y como a veces donde las dan las toman.

Presa, es otro relato que es homenajeado por Stephen King, donde un regalo para su hombre convierte la vida de la protagonista en un infierno.

Con esto termina el libro ¿Que me ha parecido?

Stephen King bebé de muchas maneras de la obra de Matheson. Pero a diferencia de este, Matheson utiliza una forma directa de expresarse, pero sin llegar a ser seco, yendo al grano, sin dar vueltas innecesarias a las cosas ni retrayendo en exceso al pasado de los personajes. Construyendo un relato firme, donde sabemos como es el protagonista y los personajes secundarios y como algo provoca el horror, llegando poco a poco hasta un desenlace final, usualmente cruel (o insinuando que fuera de escena pasará algo cruel). Y en este caso se aplica lo de que bueno y breve, dos veces bueno.

Tengo que decir que de Matheson solo tuve la oportunidad de leer su obra “Una casa infernal” y, tengo que decir que está me pareció cuanto menos mediocre. Pero me alegro de haberle dado una oportunidad y espero poder leer más cuentos suyos y algunas novelas famosas suyas (Nota del lector: Que tuve la mala suerte de leer su obra menos querida).

En tanto el precio en versión bolsillo es asumible y tendrás un libro que llevar en viajes y que resiste muy bien el paso del tiempo. Por mi parte, me alegra de que este en mi biblioteca.

467bfac8b5b54bf4a5e954ab1260a98e_org

Hablemos del continente, en este caso nos encontramos con una edición de lujo de la serie Gótica de Valdemar, con un tamaño cuartilla de tapa dura de 257 páginas con una letra de tamaño medio que facilita la lectura, aunque al ser tapa dura pesa algo más. La corrección y traducción son muy buenas, pero es algo completamente asumible teniendo en cuenta la editorial. La ilustración de portada es de un pintor polaco, lo que está bien a tener en cuenta que el escritor también es oriundo de allí, Zdzislaw Beksinski, del que soy muy fan por la fantasía tenebrosa que despliegan sus pinturas.

Pero hablemos del contenido que es lo que nos interesa. En este caso tenemos una introducción a la vida y obra de este autor desconocido, tratado en su país como el Poe polaco (lo que me parece un error, ya que los dos son buenos en sus propios estilos, que difieren bastante) y que ha servido de inspiración para varios autores actuales de terror y fantasía oscura, como China Mieville o Thomas Ligotti. Y espero que este sea el primero de sus libros traducidos.

Su estilo, aunque rico en metáforas, no llega a ser tan florido como Ray Bradbury (Nota: Que me encanta) y no se pierde la acción que está narrando. La construcción de personajes está bien trabajada y podemos sentirnos afectados por lo que sufre el personaje. Eso sí, los nombres polacos son tan peculiares que nunca verás ninguno repetido y será fácil seguir de quien está hablando. Además es agradable ver un escritor de principio de siglo que no trata la clase obrera de forma bufonesca o despreciativa con algunos elementos de nobleza a pesar de su clase, sino que ofrece una construcción de personaje más allá de su nacimiento y condición, tanto para lo bueno como para lo malo. También es curioso ver como trata el tema del sexo y como si hubiese salido su obra más allá de sus fronteras habría ruborizado y escandalizado a más de un señor/a. Ofreciendo una obra muy moderna.

Hay que apuntillar que a pesar de que me esperaba un libro de relatos de terror/horror, muchos de ellos (especialmente los enfocados al tren) tratan una especie de fantasía ferroviaria (un género que visto el resultado debería explorarse más), donde la realidad es afectada por fenómenos sobrenaturales basados en sus actividades relacionadas.

El libro está dividido en dos partes, una centrada en el tema del ferrocarril y todo lo que está relacionado con él, cuyos relatos a veces tienen conexión y una segunda parte donde son relatos de distinta índole.

El demonio del movimiento nos habla sobre un particular personaje que no está tranquilo si de vez en cuando no se deja llevar por la locomotora.

El maquinista Grot nos habla de como este hombre es arrastrado a un triste desenlace por su necesidad de velocidad.

El tren encantado nos muestra la leyenda de un tren desconocido corriendo sin paradas.

El embadurnado añade una criatura terrorífica que funciona como emisario de funestas noticias.

El pasajero perpetuo nos habla de la necesidad del protagonista por viajar.

En el compartimento describe un drama que no habría podido suceder en ningún otro lugar.

Señales, o como no estar atento a las más misteriosas puede acarrear una desgracia.

Vía muerta, nos habla de como un vagón separado tiene su propia historia que contar.

Última Tule, donde un operario de tren recibe una información inquietante.

Con esto termina el primer apartado. Empiezo por el segundo.

Estrabismo, es un inquietante cuento sobre como un rencor más allá de la tumba puede ser especialmente perturbador.

Gases, trata el tema de la dualidad de la sexualidad y como el protagonista sufre una noche que recordará en mucho tiempo.

Saturnin Sektor, de forma bastante evocadora trata el tema del suicidio.

El amo de la zona, trata un tema interesante, al hablar del escritor y sus ficciones, dando paso a un final alarmante.

La amante de Szamota, es un relato donde se mezcla lo sexual con el terror, donde el protagonista descubre la auténtica naturaleza de su amante.

La mirada, nos habla de la obsesión sobre lo sobrenatural y como esto puede impedir la vida de una persona.

La venganza de los elementales, trata de la lucha del jefe de bomberos frente a unas criaturas que propagan el fuego.

El cuento del enterrador, es quizás el homenaje más claro a Poe, aunque en este caso tiene un toque de sorna y justicia retributiva.

Con esto termina el libro ¿Que me ha parecido?

La prosa de Grabinski es cuanto menos interesante, como ya he señalado, sus cuentos si bien no todos son de terror, tiene algo que te te atrapa para seguir al siguiente. Si acaso la única pega que le pongo es que con unos personajes tan interesantes, bien podría haber prolongado unas cuantas páginas más cada cuento. Aunque eso ya es cosa mía. El libro cuenta 21, aunque el precio es algo elevado, es algo normal al ser en tapa dura y creo que a quien le guste la prosa de principio de siglo y las ambientaciones oscuras es una opción interesante que incluir en tu biblioteca.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s