Reseña Rolera: Monsternomicon, volumen 1

A veces una buena ambientación dentro de un juego de rol tiene un buen a la par, la mayor parte de las veces nos muestran un montón de estadísticas contra las que tirar a nuestros jugadores para que se desestresen junto con una ligera descripción y un dibujo más o menos molon. Ya sé que un buen master suple esa carencia, pero por esa regla de tres cualquier juego es genial en manos de un buen master, y no por ello,  un buen bestiario debería ser secundario. ¿Por qué, preguntaréis? Porque si un bestiario es bueno, te aporta ideas para las partidas, te ayudara a crear pnjs interesantes y te hablara sobre  como es el universo donde se llevan a cabo las aventuras.

Además si este mismo bestiario te permite poblar varios ecosistemas, te muestra parte de la mitología de la ambientación dejando un poso de inquietud en los personajes etc… Estamos hablando de cariño por su producto, y pocos bestiarios consiguen estos límites de buen hacer. Sobretodo en el género fantástico, lo cual es una contradición, ya que deberían hacer hincapié en el encuentro con la maravilla y la épica, o en el caso de la fantasía oscura, con el terror y la desesperación.

Y hará unos años, que tuve la suerte de comprarme un pack de un juego de saldo. Con una ambientación muy buena, basada en un juego de miniaturas de bastante calidad (nota del master indie: a pesar de tener esa losa que es el sistema d20), no puedo más que presentar mis respetos al primer tomo del bestiario de Reinos de Hierro

51HK5EJSDDL._AC_UL320_SR248,320_

Traducido, maquetado y dispensado por los chicos de Edge Entertainment. Nos encontramos con un libro en tapa dura de 240 páginas, con cubierta a color e interior en blanco y negro (bueno también tiene ciertas secciones de color marrón) resistente como él solo (nota del lector: lo he tenido como referente para mis criaturas de fantasía oscura, incluso por encima de los bestiarios de Ravenloft, y eso que me chifla, lo que significa que ha sido MUY utilizado). Y aunque tiene una letra algo pequeña, pero que sino fuese por ella, tendríamos entre manos un libro de 300 y pico páginas. Eso sí, con algunos errores ortográficos y algunas erratas menores, no es que sea perfecto, pero el resto lo merece.

En cuanto a las ilustraciones son excelentes, con gran personalidad, demostrando una vez más que no es necesario poner un juego rol en color para que quede vistoso. Mención especial a esa manera tan simpática de que los monstruos “afecten” a las páginas, rompiendo márgenes, rodando números etc… Son detalles que se agradecen.

IronLich

Incluso los Lich se han acogido a la moda del steampunk

Pero vayamos a lo importante, hablemos del interior. Aunque debería hacer un pequeño inciso para hablar un poco sobre los Reinos de Hierro, para meternos en antecedentes.

Se trata de un universo de fantasía Steampunk, o sea que utiliza la energía del vapor para mover máquinas, el caso más particular de esta utilización de la energía son los colosos metálicos que se utilizan tanto en las tareas más pesadas de construcción y demás, como en las batallas.  En el universo del juego, este avance consiguió que los Reinos de Hierro se liberaran de una civilización opresora que utilizaba una poderosa magia necromántica, aunque quedan restos siguen esparcidos por todo el continente, no dejaron demasiadas evidencias de sus artes mágicas, ya que cuando se vieron acorralados realizaron una eliminación cuasi completa de su legado, aunque se habla de que restos de esta civilización vive en algún rincón inexplorado del mundo, dispuestos a volver a por lo que una vez fue suyo.

Y podría seguir y seguir hablando sobre este universo rico en detalles, tales como que los dragones son unas entidades cuasi-divinas que esparcen corrupción cambiando a los tocados por ellas en entes mutantes sirvientes, que los no-muertos son usadas como punta de lanza por el gobierno del dios-dragón, que los reinos de hierro están entrando en una pugna que puede hacer estallar una guerra general, para alborozo de fuerzas más oscuras. Etc…

Blighterghast

Un dragón informando amablemente de que están en su territorio

Pero su bestiario no queda solamente en criaturas no-muertas o monstruos enormes que los colosos hacen frente. Sino que han decidido formar un auténtico ecosistema. Empezando por su primera criatura, el abadejo del vapor, que se contenta con entrar en las maquinas del vapor para reproducirse (con peligrosas consecuencias). Nos demuestra que no quiere que sus criaturas se queden solamente en la anécdota o en el sparring para el héroe.

Algo tiene que ver la narración de los apartados donde el doctor Victor Pendrake, profesor de la universidad de Corvis, nos informa de las vivencias o rumores que le han llegado de estas criaturas. Dando un toque de realismo al conjunto. Por supuesto, también nos encontramos con el típico párrafo con las información de características y ataques especiales de la criatura (como cualquier bestiario de Dungeons and Dragons, vamos) pero se detiene en detalles como dar una pequeña tabla de la información que podemos obtener de estas criaturas vía a rumores, informándonos en bibliotecas o internándonos en la maleza. Y unas cuantas semillas de aventuras para cada criatura, lo que da a entender la entidad de las mismas.

satyxis

No todas las criaturas del bestiario son horribles, aunque no por eso dejan de ser peligrosas

Aunque la estructura para la descripción de cada criatura me gusta, y como ya he comentado las ilustraciones son geniales. No puedo más que reseñar lo bien planteadas que están las criaturas. Poner un ejemplo con las criaturas que entran dentro de la clase llamada “lobrego”, ¿Recordáis esas insufribles criaturas feericas que nos encontramos en otras ambientaciones de Dungeons? (nota del fan incondicional: Excepto Ravenloft, donde incluso las hadas molan y te quieren arrancar la carne de los huesos.) Todo glamour, bellas apariencias y bosques estivales. Pues en los Reinos de Hierro nos encontramos que las fatas (lobregos) son criaturas de engaño. Pero que pueden ser tan brutales o más que otras bestias, ladrones y devoradores de niños, asesinos que utilizan como títeres a sus victimas o manipuladoras que utilizan a doncellas ahogadas para propagar su estirpe.

O podríamos hablar de los demonios, que dejan de ser horrendas criaturas con cuernos para ser delgados y estilizados humanoides dispuestos a todo por comprar almas humanas para utilizarlas en las contiendas del mas allá, donde los seguidores de cada uno de los dioses se enfrentan por sus propias creencias.

Nos encontramos homenajes, como una especie de Depredador dentro de este universo Steampunk, que elige a sus presas por lo poderosas que son. O un no-muerto que reta a duelos a pistola y que convierte en sus pares a quien huyen cobardemente de él. Hay que anotar lo diferente que son los dragones en este universo, siendo casi intocables (Nota del master: No entiendo esa costumbre de poner unos atributos disparatados a criaturas que sabemos que los jugadores NO van a poder matar. Creo que es más sencillo, dejarlas sin características tal como se hace con los dioses en otras ambientaciones, aunque supongo que es una de las reminiscencias de Dungeons…)

Monsternomicon

Un dracodrilo en busca de presas

Por supuesto no deja de tener sus cosillas, como la multitud de razas humanoides, que suplen la falta de orcos, gnolls y demás. (Porque trasgos, trolls y ogros si hay, aunque de apariencia diferente y culturas cuanto menos interesantes). Aunque  este hecho en cierto modo se explica por lo amplio del terreno dentro del universo de juego, a veces se siente que bien podían haber puesto alguna cultura humana, o de raza jugable más (dentro de la docena larga que existen). En esto tengo que señalar que no encuentro necesidad de que existan los hombres caiman o los ranos del pantano (una especie de ranas hipermusculadas). Pero no todo iba a ser perfecto.

Al finalizar la parte de bestiario, nos encontramos con una sección donde se nos aportan dotes nuevas y clases relacionadas con la investigación, captura o asesinato de criaturas. Aunque son interesantes, no dejan de ser clases de prestigios de Dungeons, y quizás los jugadores recelen de ellas en pos de otras con habilidades más todoterreno, en cuanto a las dotes pasa tres cuartos de lo mismo. ¿Quién va a querer saber más de las criaturas si puede tener una dote que provoca más daño en general? También se aportan plantillas para que haya ejemplares diferentes en su misma especie y con eso se acabo.

bloatthrall

Una de las criaturas del segundo volumen del Monsternomicon, desgraciadamente no lo veremos en castellano

¿Cuál es mi opinión sobre este libro?

Después de más de 10 años en mi poder, sigo considerándolo como uno de los mejores bestiarios de fantasía que he podido disfrutar (porque lo disfrutas). Muy bien relatado, muy bien ilustrado, aportando ideas para tus partidas en los interesantes parajes de Immorel occidental. Con una ambientación esplendida que mezcla la fantasía oscura con el steampunk.

Lástima que la línea no llegase a nada y nos quedásemos con ganas de la segunda parte de este gran bestiario (nota del master: lo tengo en ingles y sigue con su buen hacer con criaturas muy interesantes). Se llego a hacer segunda parte del juego de rol, pero la editorial original se centra más en las miniaturas. Una lástima.

En cuanto a este bestiario, si os podéis hacer con él (junto con el resto de libros de los Reinos de Hierro) mejor que mejor. Son dignos de entrar en cualquier biblioteca, aunque no te guste el sistema d20.

Espero que os haya resultado útil la reseña y que el Siervo de la Muerte no vaya detrás de vuestros pasos.

Anuncios

2 comments

  1. Este es el ejemplo de como hacer un bestiario que no sea una mera acumulación de estadísticas. Es una auténtica gozada de leer, cada bicho tiene su relato, trasfondo, ganchos para aventura, etc. Debe ser el único bestiario que me he leído del tirón, del primer al último bicho.

    Y del arte pfff, al próximo que me diga que las ilustraciones a color siempre son mejor le golpeo en la cabeza con este libro.

    Yo también soy muy fan de esta ambientación, me enganche a ella con la trilogía de Witchfire y me enamoró a primera vista. Creo que la adaptación al D20 estaba bien hecha, aunque quizás otros sistemas le harían mas justicia, yo llevo tiempo pensando montar algo con Savage Worlds, pero me puede la vagancia 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s